Seguidores

Suscríbete a las Entradas!!

Entradas Populares

Archivo del Blog

Vídeo UCDM

vídeo UCDM

vídeo UCDM

Configure
- Back To Orginal +

jueves, 28 de enero de 2010

LECCIÓN 22

PRIMERA PARTE
LECCIÓN 22

Lo que veo es una forma de venganza.

1. La idea de hoy describe con gran precisión la manera en que todo aquel que alberga en su mente pensamientos de ataque no puede sino ver el mundo. Habiendo proyectado su ira sobre el mundo, lo que ve es la venganza a punto de devolverle el golpe. De esta manera, percibe su propio ataque como un acto en defensa propia. Esto se convierte progresivamente en un círculo vicioso hasta que esté dispuesto a cambiar la manera como ve las cosas. De lo contrario, los pensamientos de ataque y contraataque le consumirán y poblarán todo su mundo. ¿De qué paz mental podría gozar en tales condiciones?

2. De esta fantasía salvaje es de lo que te quieres escapar. ¿No es maravilloso recibir las buenas nuevas de que no es real? ¿No te alegra sobremanera descubrir que te puedes escapar de ella? Tú has fabricado lo que deseas destruir; lo que odias y lo que quieres atacar y matar. Nada de lo que temes existe.

3. Mira hoy al mundo que te rodea por lo menos cinco veces, durante no menos de un minuto cada vez. A medida que tus ojos pasen lentamente de un objeto a otro, de un cuerpo a otro, di para tus adentros:

Veo únicamente lo perecedero.
No veo nada que vaya a perdurar.
Lo que veo no es real.
Lo que veo es una forma de venganza.

Al final de cada sesión de práctica, pregúntate:

¿Es éste el mundo que realmente quiero ver?

La respuesta será obvia.

Ayuda para la comprensión de la lección:

Este mundo fue fabricado por tu propia mente (esa parte que vive en la demencia) para poder proyectar sobre él la culpa imaginaria y el miedo… de ahí proceden los pensamientos de ataque y la falsa necesidad de defensa.

Este mundo fue fabricado por el ego, en su creencia básica de que la muerte es posible, de ahí que todo lo que perciben nuestros ojos sea finito, ésta es la razón por la que todo en este mundo de formas tiene un principio y un final.

Lo creado posee las mismas cualidades que su creador. Si el que crea cree que la pérdida, la enfermedad, la destrucción y, finalmente la muerte son posibles, el mundo que percibe es el reflejo de ello.

Este mundo no fue creado por Dios, por tanto no puede ser real. Únicamente lo imperecedero, lo eterno e inmutable es real, pues solamente esto fue creado por Dios…

“Nada irreal existe.
Nada real puede ser amenazado.
En esto radica la paz de Dios…”