Seguidores

Suscríbete a las Entradas!!

Entradas Populares

Archivo del Blog

Vídeo UCDM

vídeo UCDM

vídeo UCDM

Configure
- Back To Orginal +

viernes, 5 de febrero de 2010

LECCIÓN 27

PRIMERA PARTE
LECCIÓN 27

Por encima de todo quiero ver.

1. La idea de hoy expresa algo más fuerte que una simple resolución. Le da prioridad a la visión por encima de todos tus demás deseos. Quizá te sientas indeciso con respecto a si usar esta idea o no, debido a que no estás seguro de si eso es lo que realmente quieres. Eso no importa. El propósito de los ejercicios de hoy es aproximar un poco más el momento en que esta idea sea completamente verdadera para ti.

2. Puede que sientas una gran tentación de creer que se te está pidiendo algún tipo de sacrificio cuando dices que por encima de todo quieres ver. Si te sientes incómodo por la falta de reserva que esta idea entraña, añade:

La visión no le cuesta nada a nadie.

Si el temor a perder algo aún persiste, di además:

Tan sólo puede bendecir.

3. Necesitas repetir la idea de hoy muchas veces para obtener el máximo beneficio. Se debe repetir por lo menos cada media hora, e incluso más si es posible. Puedes intentarlo cada quince o veinte minutos. Se recomienda que al despertarte o poco después, establezcas un horario fijo según el cual vas a repetir la idea de hoy, y que trates de adherirte a él durante todo el día. No te será difícil hacerlo, aun si estás conversando u ocupado en otra cosa cuando llegue el momento de repetirla. Siempre se puede repetir una frase corta silenciosamente sin que ello interfiera en nada.

4. Lo que realmente importa es: ¿con qué frecuencia te vas a acordar? ¿Hasta qué punto quieres que esa idea sea verdad? Si contestas una de estas preguntas habrás contestado la otra. Probablemente te saltarás algunas prácticas, o tal vez muchas. No dejes que eso te perturbe, pero sí trata de adherirte al horario establecido de ahí en adelante. Si sientes que una sola vez durante todo el día fuiste completamente sincero al repetir la idea de hoy, puedes estar seguro de que con ello te habrás ahorrado muchos años de esfuerzo.

Ayuda para la comprensión de la lección:

Al modo en que ahora ves, no se le puede llamar ver en absoluto.

La afirmación que realizas con este ejercicio, es un firme compromiso con tu deseo y tu objetivo de aprender a ver las cosas tal como realmente son.

Ante toda situación, existen siempre dos formas de mirar. Podemos ver a través de nuestros ojos físicos, lo que significa que estamos viendo de la mano del ego. Es el modo en que estamos acostumbrados a ver, creyendo en lo que nos muestran nuestros ojos, olvidando que lo que nos muestran, no es más que un reflejo de nuestros propios pensamientos inconscientes.

Este Curso nos enseña A VER REALMENTE, a hacerlo de la mano del Espíritu Santo, yendo más allá de toda forma, y recordando lo que se mantiene oculto tras cada una de ellas. Este Curso nos recuerda que lo que perciben nuestros ojos no es real, que sólo el amor es real, y que el amor está siempre, en todas partes, oculto tras las apariencias.

Debemos aprender a no identificarnos con lo que parece estar sucediendo en el mundo, a no implicarnos emocionalmente, puesto que solamente así podremos dejar de otorgar realidad a lo que no son nada más que simples imágenes proyectadas desde nuestra mente egóica. No juzgar, permitir que las imágenes lleguen y se marchen, sin apegos, manteniéndonos como simples observadores, imparciales, libres de todo juicio y deseo… Ésta es la visión de Cristo…